¡Comúnicate directamente y sin intermediarios! Planea tu viaje en tu próximo destino turístico

Restaurante La Olla Cartagenera
Cod. 57-5-4-3158

Desde: $40.000
Fachada Fuente degusta com co1
Instalaciones Fuente flikr com2
Platos Fuente laollacartagenera com co1
Platos Fuente laollacartagenera com co2
Platos Fuente laollacartagenera com co4
Platos Fuente laollacartagenera com co5

Es la Cocina Criolla, la que habla de color, carácter y costumbres de los habitantes de un país o región. Es la cocina que pudiera llamarse histórica. Aquella que no cambia y que se transmite de madre a hija por generaciones.

En Colombia y especialmente Cartagena, la cocina criolla es el resultado de la combinación de tres influencias, la española, la africana y la indígena. De España llegó el trigo, el arroz, el banano, el cerdo, la gallina y las vacas. De América la piña, el maíz, el tomate, el cacao, la papa.

La combinación de estos productos, preparados con “Aceites Locales” como la leche de coco, deleitan el paladar con preparaciones como el arroz de Coco, al igual que el Sábalo guisado con Coco. Para dar un ejemplo, se encuentra el Sancocho costeño preparado con Yuca, Ñame, Arracacha, Plátano verde y Maduro, todos los ingredientes locales y aderezos con carne de cerdo o de costilla.

Adicionalmente, la cocina árabe ocupa un puesto especial en el desarrollo de la cocina local.
Su influencia viene desde los principios del siglo XX con los primeros inmigrantes provenientes de la cuenca del Mediterráneo.
Ellos, no acostumbrados a los platos criollos locales, fueron cultivando aquellas verduras y utilizando cereales que bien pronto formaron parte de la comida diaria Cartagena.

De estos alimentos ya se puede decir que son parte del folclor alimenticio local: el Quibbe hecho con trigo y carne de res, o el Arroz con almendras, al igual que lo envueltos en hojas de parra.

En el Restaurante “La olla Cartagenera” podrá usted, sin duda alguna, deleitarse consumiendo el alimento criollo Cartagenero, o llenar su fantasía con un delicioso plato Árabe que, después de 100 años de tradición, se puede considerar como parte del sabor Cartagenero.